POR QUÉ LAS MUJERES SON MÁS PROPENSAS A GANAR PESO DESPUÉS DE LOS 40 Y COMO VOLVER AL PESO IDEAL

El aumento de peso es un problema muy común para todas las personas, pero sobre todo para las mujeres mayores de 40 años.Mantenerse en el peso saludable es algo que cada vez se vuelve más difícil, ya que el metabolismo del cuerpo se ralentiza con la edad.

Un aumento de peso inexplicado en mujeres de más de 40 años, se puede atribuir a los cambios hormonales naturales del cuerpo.

En las mujeres, estos cambios están relacionados con la menopausia. Durante el período de la perimenopausia (periodo inmediatamente antes de la menopausia), los niveles de hormonas en el cuerpo, tales como el estrógeno y la progesterona comienzan a disminuir gradualmente, lo que finalmente conducirá a la menopausia.

Estos cambios inconsistentes en los niveles hormonales a través de la perimenopausia afectan a la digestión y al metabolismo del cuerpo.

Estos cambios contribuyen sustancialmente a un aumento de la obesidad abdominal que lleva a la morbilidad física y psicológica adicional.

Problemas de tiroides

Una tiroides poco activa también podría ser una de las principales razones para el aumento de peso.

La glándula de la tiroides produce hormonas que regulan el metabolismo, así que cualquier problema con la tiroides puede disminuir el metabolismo del cuerpo.

Cambios en los patrones de sueño

La peri-menopausia y la menopausia generalmente informan de cambios en los patrones del sueño.

Factores tales como la dificultad para conciliar el sueño y el insomnio, contribuyen a bajar los niveles de energía y la sensación de fatiga.

La ausencia crónica del sueño también está relacionada con los niveles elevados de cortisol que se le contribuyen a la acumulación de grasa.

La investigación muestra que suficiente sueño desempeña un papel importante en el control de peso y la disminución del riesgo de trastornos metabólicos como la resistencia a la insulina y diabetes, así como otros problemas relacionados con el sueño.

Problemas de tiroides

Una tiroides poco activa también podría ser una de las principales razones para el aumento de peso.

La glándula de la tiroides produce hormonas que regulan el metabolismo, así que cualquier problema con la tiroides puede disminuir el metabolismo del cuerpo.

Cambios en los patrones de sueño

La peri-menopausia y la menopausia generalmente informan de cambios en los patrones del sueño.

Factores tales como la dificultad para conciliar el sueño y el insomnio, contribuyen a bajar los niveles de energía y la sensación de fatiga.

La ausencia crónica del sueño también está relacionada con los niveles elevados de cortisol que se le contribuyen a la acumulación de grasa.

La investigación muestra que suficiente sueño desempeña un papel importante en el control de peso y la disminución del riesgo de trastornos metabólicos como la resistencia a la insulina y diabetes, así como otros problemas relacionados con el sueño.

CONSEJOS PARA BAJAR DE PESO

Ajustar el consumo de calorías

Las dietas bajas en calorías que contienen entre 1.200 y 1.600 calorías al día son a menudo apropiadas y seguras para las mujeres mayores de 40 años y no requieren de supervisión médica.

Para lograr una pérdida de peso de aproximadamente de 1 kilo por semana, debemos de reducir la ingesta calórica en 500 calorías y para bajar dos kilos, reducir a 1.000 por semana.

Alto contenido de proteínas, dietas bajas en carbohidratos

Según un estudio, las dietas ricas en proteínas pero bajas en carbohidratos también ayudan a la pérdida de peso debido al componente de alto valor proteico de esta dieta.

Aumentar el metabolismo

Consumir ciertos alimentos aumenta el metabolismo, que se ralentizará con la producción de insulina.

Los alimentos tales como cereales enteros, harina de avena, yogur bajo en grasa o descremado, té verde, proteínas magras, frutas como manzanas, peras y verduras como el brócoli y espinacas, son grandes alimentos que ayudan a nuestro metabolismo.

Dormir más

Dormir bien es esencial para mantener un peso corporal saludable en mujeres mayores de 40 años.

Ejercicio

El ejercicio ayuda a acelerar nuestro metabolismo. El entrenamiento con pesas es recomendado para mujeres mayores de 40 años que quieren compensar la disminución de la masa muscular con la perdida de las hormonas.

Desintoxicar tu hígado

El hígado realiza una serie de funciones críticas en el cuerpo.

Dos de sus principales funciones son la quema de grasa y la desintoxicación.

Si has ganado peso, especialmente alrededor de tu abdomen, puede ser una señal de que tu hígado no está funcionando correctamente.

Reduce el estrés

El estrés también puede contribuir a un desequilibrio hormonal que hace que reduzca tu tasa metabólica.

El yoga y la meditación pueden reducir el impacto de las respuestas a un estrés exagerado, promoviendo el equilibrio hormonal y siendo útiles tanto para la ansiedad, como para la depresión

Compartir

Comentarios