Padre hace inocente invitación (sin saber el lio que iba a armar) al cumpleaños de 15 de su hija Rubí y las redes explotan

Sorprendentemente en mi trabajo al llegar esta mañana me preguntaron si iría al cumpleaños de Rubí. Obviamente no sabía de qué me estaban hablando hasta que me mostraron el video.

La inocente invitación de este padre en el que anuncia todo lo que habrá en el cumple de su hija, se suponía que debería ser un evento privado, pero terminó convirtiéndose en un evento, casi mundial, o al menos internacional.

“Estará tocando el grupo Los Cachorros de Juan Villarreal, Los Indomables de Cedral, el Grupo Innegable, en la comida estará tocando Relevo X, y habrá una chiva, creo que, de 10 mil pesos, el primer lugar, y ya las otras dos, por ahí nos vamos acomodando”, dijo el orgulloso padre.

La noticia fue difundida por todos lados, y al parecer todo comenzó con el video de invitación.

Según lo reportado por el Excelsior, esta familia abría saltado a la fama luego de que su video se hiciera viral al ser compartido en el ogarrio.com, una empresa de Matehuala, en San Luis Potosí México, que es una organización fundada por un instituto tecnológico.

Cuando ogarrio de dio cuenta de que lo que habían publicado había causado tremendo alboroto, lo bajaron y explicaron que no era un evento público. Pero las burlas y el daño ya estaba hecho.

Luego de la confusión, según por lo publicado por Fusion, miles de personas comenzaron a crear memes tras la sencilla invitación de éste orgullos padre. Algunos hasta se burlaban pidiendo voluntarios para colaborar con todos los alimentos que se iban a servir y con todas las bandas de música invitadas (que obviamente fue todo una exageración).

Se convirtió en el evento del año

De acuerdo con diferentes medios de comunicación, hasta líneas aéreas aprovecharon la atención recibida en las redes para ofrecer vuelos al lugar en el que la fiesta tomaría lugar.

Muchos, a modo de burla, lo se refieren a esta fiesta que debió ser privada y de carácter familiar como el evento del año.

De esto podemos aprender que hay que tener muchísimo cuidado con lo que compartimos como público en las redes sociales, por que esto es sólo un ejemplo del desastre que puedes causar aún con las mejores intenciones del mundo.

Ah, y lamentablemente, ya no estamos invitados a la fiesta.

 

Compartir

Comentarios