Remedio casero muy efectivo para curar un uñero

Eres propenso a padecer de uñeros en los pies? Cuando una uña se encarna se produce una inflamación, creando dolor alrededor de los dedos y en muchos casos generando una infección. En este artículo te enseñamos a curar un uñero con remedios naturales.

Causas por la cual salen los uñeros:
Uñas mal formadas, crecimiento anormal o en exceso de la uña.
Utilizar calzado inadecuado, zapatos muy apretados.
Traumatismo (común en deportistas).
Exceso de sudoración o hiperhidrosis.
Infecciones por hongos.

¿CÓMO CURAR UN UÑERO?
Un uñero es fácil de identificar, la piel alrededor de la uña se encuentra enrojecida e inflamada y presenta dolor al tocar el dedo. También puede haber un pequeño bulto al lado de la uña, si se infecta se llena de pus. Es importante tratar el uñero con medicamentos si se ha infectado y hay mucha acumulación de pus.

Pasos:
No utilizar zapatos cerrados.
Mantener el dedo vendado si debes salir a la calle, así lo proteges de golpes.
Mantener la zona dañada limpia para evitar que se agrave.
Bajar la inflamación. Utilizar remedios naturales como el tomillo, limón, cebolla.
Luego que baje la inflamación, lima los bordes de las uñas en vez de cortarlos, con cuidado.
Mantener las uñas cortas y rectas, sin ahondar en las esquinas.
No quites demasiada piel de alrededor de la uña, porque causan heridas.
Coloca crema o vaselina en las áreas donde podría formarse el uñero para mantener la piel hidratada.

REMEDIOS NATURALES PARA BAJAR LA INFLAMACIÓN DE LOS UÑEROS Y ACELERAR LA CURACIÓN:

Agua tibia con limón y sal
¿Cómo hacerlo? Llena un recipiente amplio con agua tibia, añade un puñado de sal gruesa y unas rodajas de limón (o el zumo) y sumerge los dedos en esta agua por 20 minutos. Puedes repetir este tratamiento de 2 a 4 veces al día para que la mejoría sea más rápida. Este es el mejor y más recomendado remedio casero para los uñeros por los especialistas, cuando la afección es moderada.
El limón y la sal tienen propiedades anti-bacterianas y antisépticas que te ayudarán a curar un uñero de forma efectiva. Evitando la propagación de gérmenes y reduciendo la inflamación, mejorando el estado de la uña encarnada.

Infusión de tomillo
¿Cómo hacerlo? Prepara una infusión de tomillo. Hierve 2 cucharadas de tomillo en una taza de agua por 5 minutos. Cuando la infusión esté lista y se enfrié un poco, sumerge los dedos durante unos 20 minutos, o también puedes empapar una gasa limpia con la infusión y dejarla reposar sobre el área dolorida. Repite varias veces al día si quieres obtener resultados inmediatos.
El tomillo es un gran anti-inflamatorio, anti-sudorífico, antiséptico y desinfectante natural, ideal para acelerar la curación de heridas en la piel y evitar que estas se infecten. También ayuda a impedir el exceso de sudor.

Pasta de cebolla
¿Cómo hacerlo? Coloca una cebolla 10 minutos en la estufa para que se ablande, retírala del fuego y haz una pasta con la ayuda de la licuadora. Coloca la pasta en una gasa limpia, póntela sobre el uñero directamente sujétala bien y deja que actúe durante al menos 2 horas. Por último quita la gasa y lava la zona con agua tibia y un jabón antibacteriano. Realiza este tratamiento dos veces al día.
La cebolla es otro antibiótico natural dado a su alto contenido en azufre, por lo que es ideal para curar un uñero, ya que ayuda a desinflamar, con la infección e impide que las lesiones de la piel empeoren.
Como siempre, esperamos que hayan disfrutado de este artículo y no olvides compartirlo con sus amigos y familiares.

Compartir

Comentarios