Envuelve tus dientes con papel aluminio y no créeras los resultados!!

¿Alguna vez has soñado con una sonrisa blanca? ¡Tú también puedes presumir de una sonrisa deslumbrante!

Diles adiós a los tratamientos costosos de blancamiento de dientes. Ahora puedes blanquear tus dientes con este método tan sencillo, utilizando nada más y nada menos que papel de aluminio y un poco de bicarbonato.

La eficacia y los resultados positivos de este método lo han confirmado los dentistas, así que, ¡apúrate! Para lucir una sonrisa blanca sólo sigue al pie de la letra la siguiente receta casera.

Sólo necesitarás el papel de aluminio, el bicarbonato de sodio, la pasta de dientes y la sal para poder blanquear los dientes en tan sólo una hora.

Si tus dientes tienen un tono grisáceo puede ser que no se obtenga ningún resultado, pero si tus dientes son de color amarillo los resultados serán visibles y duraderos.

Para empezar, asegúrate de que estés bien preparado y que tengas en casa todo lo que vas a necesitar para poder lucir una sonrisa blanca, fresca y brillante.

En cuanto lo hagas, puedes empezar con el proceso de blancamiento dental. ¡Verás que este remedio casero te encantará!

Este método no debe causar ningún efecto secundario, no obstante los dentistas no recomiendan usar frecuentemente el uso de blanqueadores.

El primer paso será agarrar un recipiente y preparar una mezla. Para ello, mide bien los ingredientes, mi sugerencia es echar la cantidad de pasta de dientes del tamaño de un guisante.

Luego añade media cucharadita de bicarbonato y un pizco de sal, y remueve todo bien hasta que consigas una masa sólida.

No debes utilizar el bicarbonato en exceso dado que a la larga puede dañar el esmalte de tus dientes.

Ahora, echa dicha mezcla en la superficie de tu dientes. Luego, corta unos trozos de papel aluminio del tamaño más o menos de tu dentadura y cúbrela cuidadosamente.

Asegúrate de que lo hayas cubierto con exactitud. El siguiente paso, será esperar hasta una hora para obtener el mejor resultado.

Después de este tiempo, quita el papel de aluminio y…¡ya está!.

Este método es tan sencillo y eficaz que de verdad merece la pena probarlo. La sal y el bicarbonato tienen propiedades que nos ayudan a aclarar los dientes naturalmente eliminando de los dientes las manchas causadas por el café, el vino, el té y los cigarrillos.

El resultado te va a encantar, lo único que tienes que hacer es probar este increíble método.

El método que te hemos presentado es una buena opción para blanquear tus dientes sin necesidad de gastar mucho dinero en ello. Gracias a estos sencillos pasos no tendrás más los dientes amarillos, porque ahora serán completamente blancos.

Los dentistas recomiendan que hagas este tratamiento porque es simplemente perfecto. Además los ingredientes que usas durante de este proceso no te harán daño.

Sin embargo, el tiempo que debes involucrar en ello puede ser problemático puesto que se trata de una hora con el papel aluminio dentro de la boca. Nuestra sugerencia es que lo hagas cuando no tengas que salir de casa temprano.

Como siempre, esperamos que hayan disfrutado de este artículo y no olvides compartirlo con sus amigos y familiares.

Compartir

Comentarios